SEDO advierte del riesgo de las supuestas férulas de descarga que se venden en internet.


¿Qué es una férula de descarga?


La férula de descarga es uno de los tratamiento más habituales y eficaces para el tratamiento del bruxismo y para el alivio de los síntomas de algunos problemas causado por la articulación temporomandivular. Estas férulas se interponen entre los arcos dentales evitando la fricción mecánica de la dentadura superior con la inferior y con ello el desgaste dental.

Su uso suele ser nocturno, ya que, cuando el paciente duerme realiza estos movimientos de manera involuntaria provocando, como consecuencia, fracturas en los dientes y/o dolor en la articulación temporomandibular.


Bruxismo y sus consecuencias.


 El bruxismo es un fenómeno muy común entre la población. Es importante diferenciar entre bruxismo del sueño y el bruxismo de vigilia, ya que originan diferentes problemas.

 El bruxismo fue definido en 2013 como la actividad muscular masticatoria repetitiva que incluye el apretamiento, rechinamiento de los dientes y/o el apretamiento de los músculos masticatorios sin contacto dentario. Puede provocar desgaste, fisuras y roturas en las piezas dentales, hipersensibilidad y dolor dentario, sobrecarga muscular, así como ciertos dolores de cabeza y cervicales.

Por esta razón, para evitar una lesión dentaria y su posible afección muscular es recomendable tratarlas bajo supervisión profesional. 


Siempre bajo prescripción médica.


 Las férulas de descarga deben ser prescritas por un dentista y supervisadas por un odontólogo u ortodoncista, tanto en lo que respecta a su diseño como a los ajustes periódicos para que cumplan su finalidad.

 Es el odontólogo u ortodoncista el único que debe realizar un diagnóstico, nunca el propio paciente, ni cualquier otro profesional.

 Es importante un correcto diagnóstico para determinar el tipo de bruxismo y la efectividad del tratamiento con férulas ya que existen pacientes que no las toleran y podrían requerir un tratamiento a base de medicamentos, fisioterapia o psicoterapia, en cualquier caso, el profesional encontrará el tratamiento que se ajuste a las necesidades de cada paciente.

 Las férulas de descarga deben diseñarse y fabricarse de forma personalizada, por lo que es imprescindible que el dentista tome impresiones de la mordida del paciente para la posterior creación del molde en un laboratorio.

Una vez entregada la férula al paciente el ortodoncista facilita las indicaciones necesarias, además de realizar un seguimiento de su evolución mediante revisiones para garantizar la eficacia del tratamiento.

Nunca deben ser adquiridas a través de internet, ni en farmacias, según la Sociedad Española de Ortodoncia y Ortopedia Dentofacial ( SEDO ) ya que deben ser prescritas, diseñadas y ajustadas por un ortodoncista o un odontólogo. La mayoría de estas férulas están compuestas de materiales de bajo coste y no son eficaces, e incluso pueden ser contraproducentes, ya que no todos los pacientes son tratables con férulas, lo que puede empeorar la situación.


Diferenciar una verdadera férula de descarga de aquellas que no son adecuadas.


 Las férulas de descarga no deben ser estándar, deben ajustarse a la anatomía del paciente y deben de estar hechas con un material acrílico auto o termopolimerizable duro, más bien rígido de un determinado grosor. Los materiales blandos como las resinas anteriormente mencionadas favorecen el apretamiento dental incitando al paciente a morderlas.

No deben presionar los dientes ni los tejidos blandos de la boca.

Además, debe estar completamente pulida y ser completamente plana, sin las huellas de las piezas dentales para proteger los dientes y dar libertad de movimientos a la mandíbula.

Las férulas de descarga deben cubrir todas las piezas de la arcada sobre la que se van a colocar para evitar la extrusión de las mismas.

 

Por el contrario, no deben de usarse como férulas de descarga:

· Dispositivos de resina blanda de bajo coste a la venta a través de webs y en farmacias.

· Las férulas termoplásticas que se emplean para realizar blanqueamientos. 

· Férulas finas, de material semirrígido con la forma de los dientes.

· Los alineadores transparentes prescritos para tratamientos ortodóncicos.

· Protectores bucales para la práctica deportiva.


 

Recuerda visitar al dentista cada seis meses, el diagnóstico precoz es fundamental para evitar problemas irreversibles, tanto de los dientes como de la musculatura o la articulación.

 

Si padeces algunos de estos problemas: dolor de cabeza, oído, cuello, aparición de ruidos y chasquidos, limitación de la apertura, e, incluso artrosis no dudes en reservar tu cita previa para realizar una valoración en nuestra clínica dental.

El Carrizal

C/ Alemania, 1.

928 126 235


Recuerda, en caso de duda, realiza tu consulta a través de nuestras

redes sociales

 

Si conoces a alguien que crees que necesite esta información, compártelo

0 comentarios

ORTODONCIA CONFINADA


 

Como ya sabéis, durante el estado de alarma, las clínicas dentales atendemos solo urgencias por lo que la mayoría de tratamientos quedan paralizados y aplazados de revisión para cuando el confinamiento termine.

 

Este es el caso de los tratamientos de ortodoncia. Por ello, hoy queremos resolver algunas dudas expuestas y ofrecer información de valor a nuestros pacientes.


¿Qué sucede con mi tratamiento de ortodoncia durante el confinamiento?


Durante los primeros meses del tratamiento las piezas dentales se siguen moviendo, pero si coincide con las últimas fases de tratamiento los movimientos ya se ralentizan y son menores.

Mantener el tratamiento no hará que tu dentadura se deforme, más bien aumentará la efectividad, siempre que sigas los consejos de utilización expresados por tu ortodoncista. Es decir, la aparatología que estés utilizando seguirá en movimiento hasta llegar a quedarse a 0 por lo que tus dientes ni avanzan, ni retroceden, simplemente queda parado el tratamiento.

En principio, si los aparatos están bien cuidados no empeorará el pronóstico. Sí que es cierto que, si llegamos a estar más de 2 o 3 meses sin que el ortodoncista supervise el tratamiento y haga los ajustes pertinentes, el tratamiento se puede ralentizar un poco.


Diferencias en el desarrollo del tratamiento durante la cuarentena entre brackets convencionales y alineadores transparentes


 

La diferencia es grande, ya que, si en cuanto se decretó el estado de alarma, estabas sometido a un tratamiento con alineadores transparentes y tuviste la oportunidad de recoger los alineadores de las distintas fases, tienes férulas para dos o tres meses y las pueden ir cambiando siguiendo las indicaciones del ortodoncista, con lo que el tratamiento va a seguir su curso sin ningún problema.

 

En cambio, con la aparatología fija es el ortodoncista quien la activa en cada revisión, por lo que el tratamiento se puede quedar un poco paralizado. Sin embargo, hay que señalar que, aunque la aparatología fija no continúa la progresión del tratamiento, sí mantiene los avances realizados hasta el momento.

 

Para tranquilidad del paciente, este no ha perdido ni tiempo ni dinero, ya que utilizando alineadores transparentes el tratamiento sigue su curso y en el caso de ortodoncia fija no avanza, pero tampoco retrocede, quizá se alargue un par de meses el tratamiento sin repercutir en el resultado final.


Recomendaciones para mantener a salvo la ortodoncia durante la cuarentena


 

1. Cepillado. Ahora que disponemos de tiempo en casa recomendamos el cepillado durante 3 minutos, 3 veces al día y enjuagues con colutorio fluorado para prevenir la inflamación de las encías.

 

2. Sangrado de las encías. En principio este sangrado no debería ser motivo de preocupación pero te recomendamos un meticuloso cepillado y normalmente en 2 o 3 días remite el sangrado. En caso de que continúe no dudes en consultarnos.

 

3. Alimentos. Para evitar dañar el aparato de ortodoncia fijo te recomendamos no comer alimentos duros, pegajosos o crujientes.


Guía de soluciones que podéis aplicar en casa relacionadas con las urgencias más frecuentes en ortodoncia


Urgencias con alineadores transparentes.

  1. Si un alineador roza conviene coger una lima de uñas y pasarla por el borde que molesta, y después pasar una goma de borrar para pulirlo.
  2. Si se cae un atache, se continúan cambiando las férulas con normalidad según lo indicado y ya se le colocará el atache cuando pueda acudir a la clínica.
  3. Si se cae un botón en el que tenía enganchado un elástico, no se debe poner ninguna goma y continuaremos con la colocación de las férulas tal y como el ortodoncista había pautado.
  4. Si no le quedan gomas puede ponerse en contacto con la clínica, a través de los números de urgencias facilitados y procederemos a realizar las acciones pertinentes para que puedas disponer de ellas lo antes posible, recogiéndolas en clínica durante el horario establecido para la atención al paciente en urgencias.
  5. Si se pierde o fractura un alineador, se pasa al alineador siguiente (que apretará un poco más). Este alineador lo usará por un poco más de tiempo ( por ejemplo, si se lo ponía 7 días pasarlo a 10 y si se lo ponía 10, pasarlo a 14 días, aproximadamente) de manera que se alarguen un poco más los alineadores siguientes.

Urgencias con aparatología fija.

  1. Si se despega un tubito en final del arco, en la arcada superior o inferior, y ha quedado una parte del arco por la parte de atrás que a veces pincha, se pueden hacer dos cosas: o se recubre con cera higiénica (disponible en las clínicas de ortodoncia o en farmacias), o si pueden, con un alicate pequeño que corte, cortar ese trocito que sobresale.
  2. Si el arco sobresale por desplazamiento, siempre que no se haya perdido ningún bracket, se pueden coger unas pinzas de depilar e ir arrastrando el arco y pasándolo a través de todos los brackets para recolocarlo en el sitio adecuado.
  3. Si se sale la ligadura de un elástico de un bracket se puede colocar también con una pinza de depilar y ayudando con el dedo de la otra mano.
  4. Si la cadeneta (que lleva gomas continuas) se fractura, se corta por la zona por donde se ha roto con unas tijeritas y cuando vaya a la clínica el ortodoncista se la repondrá.
  5. Si se despega un bracket y se mueve a través del arco, lo que se debe hacer es intentar con las pinzas de depilar separar un poco el arco del bracket, y el bracket (por arriba o por abajo) se puede quitar, quedando ese diente sin bracket.
  6. Si en alguna zona algún muelle pincha, también hay que recurrirlo con la cera especial para aparato de ortodoncia.
  7. Si los roces han provocado alguna llaga hay que cubrir el aparato y conviene hacer enjuague con cualquier colutorio que lleve Clorhexidina (disponible en farmacia). Si es una llaga importante se recomienda aplicar alguna sustancia tópica (cualquier gel bioadhesivo que lleve ácido hialurónico o clorhexidina, también disponible en farmacia) y en dos o tres días cicatrizará.

Recuerda, en caso de duda, realiza tu consulta a través de nuestras

redes sociales

o en los números de atención a urgencias habilitados en estos momentos de estado de alarma.

 

928 126 235

609 340 549

606 139 900 

 

Si conoces a alguien que crees que necesite esta información, compártelo

Fuente: Sociedad Española de Ortodoncia SEDO

1 comentarios

Los 10 alimentos más perjudiciales para los dientes


NOS PREOCUPA LO QUE COMES

El consumo de alimentos desempeña dos funciones fundamentales en nuestro organismo: nutrición y prevención de enfermedades.

 

Conocer la estrecha relación entre alimentación y salud bucal ayuda a entender porqué llevar una adecuada alimentación y una correcta higiene son las mejores aliadas a la hora de prevenir caries y otras infecciones bucodentales.

 

En nuestras clínicas dentales siempre recomendamos mantener buenos hábitos y una dieta adecuada, rica en frutas y verduras evitando alimentos azucarados, pero hoy vamos a recomendar evitar en gran medida algunos alimentos.

 

Compartimos un listado de 10 alimentos aunque somos conscientes de que son muchos más. 


Hielo

 Aunque esté compuesto por agua y no tenga azúcar ni aditivos, masticar hielo es un hábito perjudicial que puede causarnos lesiones en los dientes. Cuando se convierte en una obsesión, se llama pagofagia y suele estar asociada a la anemia (falta de hierro) o a motivos psicológicos. Rompe con este hábito y opta por el agua en su forma líquida.


Cítricos

 Los cítricos y sus zumos son altamente ácidos, por lo que pueden erosionar y destruir el esmalte y hacer nuestros dientes más susceptibles de sufrir caries e hipersensibilidad dental. Además, pueden irritar las posibles llagas que podamos tener en la boca. Si los tomas, asegúrate después de beber mucho agua natural para neutralizar la acidez.


Café y té

 En su forma natural, el café y el té pueden ser opciones de bebidas saludables.

Sin embargo, muchas personas les agregan azúcar, aumentando el riesgo de caries. Son bebidas que pueden manchar los dientes y que, en caso de tener cafeína, también pueden secar la boca y aumentar el estrés, uno de los factores de riesgo de la enfermedad periodontal o de las encías.


Vino tinto

 El vino contiene una sustancia llamada cromógeno, productora de pigmentos que tienen la capacidad de adherirse al esmalte dental y manchar los dientes.

Además posee taninos, unas sustancias que fomentan la sequedad bucal y manchan nuestros dientes.


Alimentos pegajosos y los caramelos

 Los alimentos pegajosos, como las frutas deshidratadas, tienden a permanecer en los dientes más tiempo que otros tipos de alimentos. Si sueles tomarlos con regularidad, posteriormente asegúrate de realizar una buena higiene dental, prestando especial atención a la seda o hilo dental.

Los caramelos duros exponen nuestros dientes al efecto del azúcar durante un tiempo considerable. Además, si optamos por masticarlos, pueden ser el detonante fatal para un diente roto o astillado.


Papas fritas

 Para los amantes de las papas fritas,  sentimos comunicar que al igual que el pan y la pasta, son ricas en almidón y se adhieren con mucha facilidad al diente, contribuyendo a la formación de placa dental. Por lo tanto , no abuses de estos snacks y cepíllate los dientes lo antes posible tras su consumo.

 

 


Refrescos y bebidas energéticas

Los refrescos, además de azúcares, contienen ácido fosfórico, que “ataca” al calcio de los dientes, especialmente al esmalte dental, haciendo que se vuelvan frágiles y vulnerables. Su consumo diario puede provocar un exceso de fósforo en la dieta, que a mediano plazo trae consigo un efecto desmineralizante en huesos y dientes. Las bebidas light contienen la misma concentración de este compuesto.


El nivel de azúcar y de acidez de las bebidas energéticas es muy perjudicial para el esmalte dental. Aunque puedan ser útiles para los atletas y personas que practiquen actividades físicas prolongadas y extenuantes, en la mayoría de los casos son innecesarias y pueden sustituirse por agua. Si aún así quieres consumirlas, te aconsejamos reducir su consumo, mascar chicle para activar la producción de saliva o enjuagarse la boca con agua para que recupere su nivel de pH natural más rápidamente.

Otra práctica aconsejable es esperar al menos una hora para cepillarse los dientes tras haber consumido estas bebidas y así evitar “frotar” los ácidos directamente sobre la placa dental.


Bebidas alcohólicas

 El alcohol causa deshidratación y boca seca, lo que puede causar caries dental y otras infecciones orales. Sin embargo, el mayor riesgo es que su consumo excesivo aumenta las probabilidades de sufrir cáncer de boca, especialmente si lo combinamos con el tabaco.


Estos alimentos perjudiciales para los dientes lo son cuando abusamos de ellos. Es decir, no existen alimentos malos o buenos, sino cantidades y frecuencias de consumo inadecuadas, de ahí la importancia de llevar una dieta equilibrada.

 Prevenir la salud dental no sólo para lucir una mejor sonrisa, sino también para disfrutar mejor de la vida.


Recuerda, en caso de duda, realiza tu consulta a través de nuestras

redes sociales

Si conoces a alguien que crees que necesite esta información, compártelo

0 comentarios

Molares a Juicio

MOLARES DEL JUICIO
Gracias al proceso evolutivo del hombre y debido al cambio de los hábitos de alimentación, el cuerpo humano va cambiando con el paso de los años. Entre los cambios evidentes que se están produciendo, se encuentra la transformación progresiva de los huesos de la cara y por ende, la transformación de los dientes que se forman en el interior de la mandíbula y del maxilar.

La dieta actual no requiere del uso extremo de la masticación, ya que todos los alimentos cocinados son bastante más suaves y cada vez los molares son menos utilizados. En el caso de los terceros molares (muelas del juicio) la evolución ha generado que estas comiencen a desaparecer y por lo general cuando se forman no erupcionan correctamente, es decir, no salen del todo o salen en una posición inadecuada.

Esta deficiencia en la erupción de las muelas del juicio, puede generar diversos problemas en la boca del paciente.

Cuando los terceros molares no tienen una posición correcta no pueden ser limpiados y el resultado es la formación de caries dental.

Por otra parte, cuando estos no han erupcionado del todo, por falta de espacio y se quedan a medio camino, cubiertos ligeramente por la encía, existe el riesgo de que la encía se inflame o se infecte y produzca fuertes dolores que acaben en la necesidad de realizar la extracción de la muela del juicio.

Para prevenir estos problemas, es importante que en las revisiones anuales del dentista, las muelas del juicio sean evaluadas mediante una ortopantomografía o radiografía panorámica, para complementar el examen intraoral y saber en qué situación se encuentran los terceros molares de cada paciente. Si durante la valoración se detecta algún existe riesgo potencial de problemas, entonces lo ideal es la extracción del tercer molar.

Deporte y Salud

Deporte y Salud♡♡♡
Los problemas que surgen en nuestra boca pueden afectar al resto del organismo, esto les sucede a todas las personas, pero tiene una afectación más significativa en los deportistas profesionales para los que su trabajo consiste en poner al límite sus cuerpos.

La relación causa-efecto entre la salud bucodental y muscular es clara, por ello existe un estricta relación entre la salud bucal y lesiones en el deporte.

De este modo, las bacterias e infecciones presenten en nuestro cuerpo están directamente relacionadas con problemas musculares, respiratorios, articulares y cardiovasculares. A pesar de esto, son muy pocos los deportistas que se realizan revisiones bucodentales periódicas o que tienen en cuenta sus problemas de esta índole a la hora de buscar el foco de una lesión o inconveniente físico.

Uno de los aspectos que más puede afectar al rendimiento deportivo es la placa bacteriana. Cuando esta entra en contacto con el flujo sanguíneo puede provocar coágulos causando problemas de corazón. Las infecciones como la caries dental o la enfermedad periodontal también pueden provocar lesiones articulares o musculares o complicar su cura una vez se han sufrido.

 

 

 

 

LA DEDICACIÓN ES NUESTRO SELLO DE IDENTIDAD